domingo, 1 de septiembre de 2013

¡BIENVENIDOS A MÉRIDA!

Mi mamá dice que cuando hay vacaciones los paisajes andinos se ponen más bonitos de lo acostumbrado para recibir a los cientos de turistas que, en cada temporada, vienen a visitar a nuestra querida Mérida, y yo creo que eso es verdad. Un ejemplo de lo que ella dice es que para recibir la temporada, hace pocos días cayó tremenda nevada. Los picos lucieron imponentes cubiertos del hermoso plumaje de las Cinco Águilas Blancas,  que los hace ver tan atractivos y que impacta a propios y extraños. También en el páramo, los colores de las flores y los sembradíos se muestran más brillantes, engalanando aún más los tradicionales pueblitos que a los turistas de toda Venezuela les encanta visitar. Atractivos como Los Chorros de Milla, los parques temáticos de don Alexis Montilla y nuestras hermosas plazas y templos,  también reciben  a los visitantes, quienes además de disfrutar del clima grato y de la hospitalidad de los merideños, compran regalitos típicos como recuerdo de su visita en los mercados artesanales.  Yo creo que cuando haya más vuelos directos a la ciudad y esté listo el nuevo teleférico no nos vamos a dar abasto para atender a todos los turistas venezolanos y extranjeros que se mueren por ascender a ese remanso de paz que son las cumbres de nuestras montañas, y ahí me sumo yo que me muero por ir a jugar con la nieve y a deslizarme por ella hasta El Refugio. Pero eso si, subiré a Pico Espejo, a la última estación,  bien abrigado y con muchas  golosinas, porque si no me puede dar mal de páramo. ¿Se imaginan? Jejejeje.  ¡Bienvenidos a nuestra tierra todos los chipilines y chipilinas de Venezuela y del mundo que nos quieran visitar durante estos días de vacaciones!!!
¡HASTA EL DOMINGOOOO!!

CHIPI