domingo, 7 de julio de 2013

FÁBULA DE ESOPO

El Viento del Norte y el Sol 
 
El Viento del Norte y el Sol disputaban sobre sus poderes y decidieron conceder la palma del triunfo al que despojara a un viajero de sus vestidos.
El Viento del norte empezó de primero, soplando con violencia, y  apretó el hombre contra sí sus ropas. El Viento del Norte asaltó entonces con más fuerza,  pero el hombre, molesto por el frío, se colocó otro vestido. El Viento del Norte, vencido, le dio oportunidad al Sol.
Este empezó a iluminar, suavemente,  y el hombre se despojó de su segundo vestido. Luego, lentamente,  le envió el Sol sus rayos más ardientes, hasta que el hombre, no pudiendo resistir más el calor, se quitó sus ropas para ir a bañarse en el río vecino.

Moraleja: Es mucho más poderosa la persuasión que la violencia.