domingo, 26 de mayo de 2013

RINCÓN DEL POETA


EL HÁBITAT  


El río que baja
por la montaña
regando valles
con sus entrañas,
que esparce el agua
en el verde prado
donde tranquilo
pasta el venado;
la suave brisa,
la brisa amiga
que lleva cantos
y peina espigas,
que silba, sube
y hace que avancen
las blancas nubes.
Todo ese entorno…
mares, desiertos,
selvas y lagos
en un concierto,
forman el hábitat,
mi buen amigo.

¿Y en él qué somos?
Ya te lo digo…
Somos, no olvides,
sus habitantes,
sus cuidadores,
sus vigilantes.

CHIPI    (Por: Carlos Páez Ortiz)