domingo, 12 de mayo de 2013

El RINCÓN DEL POETA

NACÍ TENIENDO UN TESORO

No hay duda que no recuerdo
el momento en que nací
ni como, madre querida,
en tu pancita crecí.

No recuerdo el lloro, el llanto
que al llegar al mundo di
ni el tierno y cálido beso
que de ti yo recibí.

Creo que grabada en mi mente
tu imagen se quedó en mi
por ser tu cara tan linda
lo primerito que vi.

Tu voz que aún me consuela
fue el primer canto que oí
música hecha palabras
así creo que la sentí.

Hace poquito alguien dijo:
yo sin nadita nací
y así sin nada, seguro,
que voy a partir de aquí.
No estoy de acuerdo con eso,
no puedo pensar así,
porque  al llegar a este mundo,
yo, madre, te tenía a ti!!!

        CHIPI        (Carlos Páez Ortiz)