domingo, 26 de mayo de 2013

¡Amiguito, cuídate del H1N1!


La gripe porcina es una infección causada por un virus. Se llama así por un virus que los cerdos contraen. La gente, generalmente, no contrae esta gripe pero pueden darse infecciones. En 2009, una cepa de gripe porcina llamada H1N1 infectó a varias personas alrededor del mundo. En nuestro estado se han detectado varios casos de personas afectadas con esta enfermedad en los últimos días.
El virus es contagioso y puede diseminarse de persona a persona. Los síntomas de la gripe porcina son similares a los síntomas de la gripe común e incluyen fiebre, tos, picazón de garganta, dolor muscular, dolor de cabeza, escalofríos y fatiga.
Existen algunas medicinas antivirales que usted puede tomar para prevenir o tratar la gripe porcina y hay una vacuna contra esta gripe, pero es necesario consultar antes a un profesional de la medicina. Usted puede prevenir la propagación de gérmenes que causan enfermedades respiratorias como la gripe de esta manera:
  • Cúbrase su nariz y boca con un pañuelo cuando tosa o estornude. Tire el pañuelo a la basura una vez usado.
  • Lávese las manos con agua y jabón, sobre todo después de toser o estornudar. También puede usar alcohol en gel.
  • Evite tocarse los ojos, nariz o boca. Así se diseminan los gérmenes.
  • Trate de evitar el contacto con gente enferma.
  • Quédese en su casa y no vaya a trabajar o a la escuela si usted está enfermo.


Cortesía: www.nlm.nih.gov