domingo, 17 de agosto de 2014

EL RAYO DE SOL Y LA MARIPOSA

Había una vez, en la pradera un día vivo y soleado una pequeña mariposa cerca de las flores de la pradera.
La mariposa buscaba donde quedarse mientras tanto disfrutaba del paisaje, pero el tiempo se puso nublado y llovió, la mariposa tuvo que huir.
Por suerte no muy lejos vio un refugio el problema es que la lluvia se ponía cada vez fuerte, la mariposa al llegar al refugio se puso feliz por poder estar a salvo. El día siguiente…
… Al parar de llover siguió explorando, en el prado encontró dos mariposas; ellas dijeron:
-. Hola! Soy Verónica.
-. Yo soy Mariana!
-. Hola! Soy Ally, me alegra al fin encontrar compañía, he viajado mucho a través de la lluvia.
         -.Dice Verónica: Tranquila, ya paro de llover.
-.Dice Mariana: Si y espero que seamos muy buenas amigas.
-.Dice Ally: Ambas tienen razón, y porque no vamos a Explorar?
-.Dice Mariana: Mejor no! Mañana es otro día, Hoy es muy tarde para salir a explorar!
-.Dice Verónica: Ok, que descansen y a mí me pueden decir Vero!
La mañana siguiente cuando las mariposas estaban explorando en el prado lleno de mariposas, dice Ally:
-. Este dia tan soleado no puede ser mejor!
-. Dice Vero: al fin encontramos un hogar.
Ellas vivieron muy felices en su nuevo hogar con tantas nuevas amigas.

Autora: Carla Valentina Vilches Yánez.
30/04/2014