domingo, 4 de agosto de 2013

RINCÓN DEL POETA

ENCONTRÓ  EL PARAÍSO                  

Allá en lo más alto,
donde nace el Chama
vivía una truchita
que tenía la fama
de temerle al frío
de amar el calor
y de gozar sólo
con la luz del sol.

Pero un largo invierno
el cielo cubrió,
y el rey de los astros
más nunca salió,
y ella ya cansada
de tanto temblar
pensó que ya era
tiempo de emigrar.

Dijo adiós a todos
y emprendió el camino
a donde quisiera
llevarla el destino..
Y así,  sin esfuerzo,
fiel a la corriente
pasó muchos pueblos
y cruzó cien puentes.
Hoy supe de ella,
disfruta el calor
y un bagre fornido
le ha dado su amor,  
con el que ha tenido
cuatro alevincitos
y viven toditos…
¿Dónde?  ¡En Palmarito?

ChiPilín  (Carlos Páez Ortiz)